jueves, 15 de octubre de 2009

EL AUTISMO EN NIÑOS


El autismo es un trastorno del cerebro. Las personas con autismo tienen dificultad para comunicarse e interactuar con otras personas.
Un niño con autismo puede parecer muy introvertido, puede no hacer contacto visual con las personas, puede no hablar o jugar del mismo modo que los demás niños lo hacen o puede repetir ciertos movimientos o comportamientos una y otra vez.
Las señas de autismo pueden variar de persona a persona. También pueden ser peores en algunas personas que en otras. Se puede decir que una persona tiene “autismo de bajo funcionamiento” o “autismo de alto funcionamiento” dependiendo de la gravedad de los síntomas y de los resultados de una prueba de cociente intelectual (inteligencia). Algunas de las señas más comunes están anotadas en el siguiente cuadro.
Señas comunes del autismo
· Evita las caricias y mantener contacto visual
· No responde a las voces u otros sonidos
· No habla o no usa el lenguaje apropiadamente
· Se mueve hacia adelante y hacia atrás, le da vueltas o golpes a la cabeza
· Mira fijamente las partes de un objeto tal como las ruedas de un carro de juguete.
· No comprende los gestos con las manos o el lenguaje corporal.
· No juega juegos en que tenga que pretender o hacer creer algo
· Le preocupa mucho el orden, la rutina o el ritual
· Tiene una cara inexpresiva o usa un solo tono de voz
· Se hace daño a si mismo o no tiene miedo del peligro
¿Qué causa el autismo?
No se sabe con certeza que causa el autismo. Algunos estudios han demostrado que la causa es genética, es decir que se hereda entre las familias. Ciertos problemas médicos o algo en el entorno de su niño también puede jugar un papel. En muchos casos, la causa nunca se sabe. Los niños tienen más probabilidad que las niñas de sufrirlo.
¿Las vacunas pueden causar el autismo?
No. Las investigaciones han demostrado que no existe ninguna relación entre el autismo y las inmunizaciones (”vacunas”) de la niñez como la vacuna de sarampión, paperas y rubéola.
¿Cómo se diagnostica el autismo?
No existe ninguna prueba de laboratorio para detectar el autismo. Con frecuencia es diagnosticado cuando un bebé o un niño que comienza a caminar no se comporta como se espera para su edad. Si su médico piensa que su niño tiene autismo, él o ella probablemente le sugerirá que a su niño lo vea un psicólogo infantil. El especialista hará una prueba a su niño para ver si sufre esta condición.
Si mi niño tiene autismo, ¿esto significa que tiene retardo mental?
Muchos niños con autismo también tienen retardo mental, pero otros no. Puede ser difícil hacer el examen pues ellos no responden a las preguntas de la misma manera que otros niños. Un experto en autismo puede hacer exámenes especiales que ofrecerán más información acerca de esta condición .
Algunos niños autistas tienen habilidades especiales tales como la habilidad para resolver problemas matemáticos complejos en la mente. Sin embargo, las habilidades como esta son raras.
Mi bebé parecía estar bien ¿Por qué ahora parece que él o ella tiene autismo?
No sabemos por qué esto sucede, pero aproximadamente 20% de los niños con autismo parecen desarrollarse normalmente durante el primer o segundo año de vida. Luego experimentan una regresión. Esto significa que pierden habilidades que tenían antes, tal como la habilidad para caminar.
¿En la actualidad existen más casos de autismo que antes?
Se están diagnosticando más niños con autismo. Sin embargo, no sabemos si esto en realidad significa que más niños tienen autismo. Puede significar que los padres, profesores y médicos están aprendiendo a reconocer mejor las señas del autismo
¿Cómo se trata el autismo?
Existen varios tratamientos disponibles para el autismo. La investigación ha demostrado que una terapia del comportamiento y del lenguaje muy intensa puede ayudar a algunos niños. No existe ningún medicamento para tratar el autismo de por si, pero hay medicamentos que pueden ayudar con algunos de los síntomas del autismo tales como el comportamiento agresivo o la falta de sueño.
Los niños no “superan” el autismo y éste tampoco puede curarse. Con terapia algunos niños pueden mejorar a medida que maduran. Las habilidades individuales de cada niño con respecto al lenguaje y el nivel intelectual general pueden ayudar a predecir qué va a ocurrir en el futuro.
¿Si tengo un niño con autismo, tengo más probabilidad de tener otro?
Los hermanos y hermanas de niños con autismo tienen 5% más de probabilidad de sufrir esta condición. Además, en los hermanos de los niños con autismo, parece haber un riesgo mayor (de 10 a 40%) de tener otra discapacidad tal como una discapacidad del aprendizaje.
¿Qué es el síndrome de Asperger?
El síndrome de Asperger es muy similar al autismo de alto funcionamiento. De hecho, algunos médicos consideran que éste es simplemente otra forma de autismo. Típicamente las personas con Asperger tienen un cociente intelectual normal y algunas pueden presentar una habilidad excepcional o interés en un área en particular. Mientras que el desarrollo del lenguaje verbal se considera normal, las personas con Asperger pueden tener dificultad para usar el lenguaje correctamente en situaciones sociales. También pueden tener dificultad para comunicarse en formas no verbales tales como haciendo contacto visual, comprendiendo las expresiones faciales y usando las posturas corporales. Las habilidades sociales en general, tales como el desarrollo de relaciones y ajustarse a nuevas situaciones también pueden verse afectadas. No obstante, las personas con Asperger con frecuencia pueden aprender a lidiar con sus dificultades del mismo modo en que una persona aprende las tablas de multiplicar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada